martes, 7 de febrero de 2017

Castillos de cartón


Autor: Almudena Grandes
Género: Narrativa, novela, drama, erótica, romance
Mi puntuación: 🌟🌟🌟🌟🌟(5 de 5)

Encontré este libro en Goodreads y me atrajo el tema del trío hombre-mujer-hombre. Mi morbo es inquietante...
Me encantó todo, desde la historia hasta la forma en la que está escrito. La autora crea un ambiente mágico, con imágenes tan vívidas que me parecía estar viendo una película en sepia, ya que cuenta hechos del pasado. 

Hay que darle un crédito especial porque al ser los protagonistas estudiantes de arte visual, se describen muchos cuadros y dibujos, que simplemente vi, como si me los hubiesen mostrado. Lograr transmitir imágenes tan reales a través de la escritura es maravilloso, le agrega muchísimo a la historia. Además, mientras leía no tuve que hacer esfuerzo por imaginar, porque si es difícil imaginar el libro se hace tedioso, y acá fue todo lo contrario. 

En cuanto a la historia en sí, no sabría qué decir. Me molesta un poco que la trama no fue a ningún lado, pero no quita que la haya disfrutado mientras duró. Lo que sí, es extraño todo, en especial a causa de los personajes. Son originales, profundos, aunque no llegué a entender la raíz de sus problemas, si estaban enfermos o no. Supongo que este aspecto hizo la lectura más entretenida. 
Me planteó una duda, ¿las relaciones entre tres funcionarían? Yo esperaba que la historia girara alrededor de lo sexual, no que la chica tuviera dos novios. Eso es demasiado loco, incluso para mí. Inevitablemente donde hay tres siempre va a quedar uno afuera...

"A nadie le ha costado menos trabajo vivir que a nosotros entonces, cuando estábamos juntos, y juntos éramos alegría"


Me parece literatura erótica de la buena, ya que da información a través de "imágenes", es decir, no cuenta acciones sino que describe imágenes de lo que está pasando. Al fin y al cabo no creo que importe mucho lo que pasó o preguntarse qué va a pasar luego, sino que la clave es disfrutar el mientras. Tiene algo de abstracto

"Yo... Bueno, nunca os lo he contado, pero a mí me cuesta mucho trabajo vivir. [...] A mí me da todo mucha pereza, despertarme por la mañana, levantarme de la cama, vestirme, desayunar, todo eso me cansa mucho, estoy cansado antes de hacer nada, tengo que obligarme a hacer las cosas que los demás hacen sin darse cuenta."

En ese momento, cuando lo leí, me identifiqué con Marcos, el personaje más roto, el que dice la frase de arriba. El toque más triste y ácido de la historia, que hace al libro más profundo. 

La verdad me encantó, aunque no haya entendido mucho, Odio analizar libros como entidad en sí; prefiero tomar lo que se relacione conmigo y ya. Es una historia diferente y especial, se puede leer en un solo día. 

"Y el dolor de querer tanto a alguien sin que sirva de nada"



No hay comentarios:

Publicar un comentario